Se expande producción de gas en EE.UU. La producción de gas natural en EE.UU crecerá a un nuevo récord en 2022, a 93.3 mil millones de pies cúbicos por día (Bcfd); y aumentará aún más, superando los 100 Bcfd en 2024.

Así lo dio a conocer un análisis de Rystad Energy, citado por La Patilla.

Como resultado, el desempeño de las principales cuencas de gas atraerá un mayor interés de los inversionistas y los mercados. Y la intensidad de las emisiones de CO2; la eficiencia del capital; y los posibles cuellos de botella serán objeto de un examen detenido.

La producción del país alcanzó un récord en 2019, con 92,1 Bcfd; pero la producción disminuyó posteriormente a 90,8 Bcfd en 2020 como resultado de la pandemia de Covid-19.

Rystad Energy espera que los volúmenes de 2021 caigan aún más, a 89,7 Bcfd; pero la tendencia cambiará rápidamente a medida que el efecto de la pandemia disminuya y la actividad se acumule en las principales cuencas de gas del país.

El análisis de Rystad Energy revela que la Cuenca de los Apalaches fue la mejor en su clase de EE.UU en 2020. En lo que respecta a la intensidad de las emisiones de CO2, la región está lista para reportar una eficiencia de capital récord en 2021. Mientras tanto, la obra Haynesville ofrecerá el mayor crecimiento de la producción de gas en el futuro; con el riesgo de cuellos de botella a menos que se aprueben más gasoductos.

LEE TAMBIÉN:   Hackers chinos atacan redes de grupos de defensa de EE.UU

Cuenca de los Apalaches

En cuanto a la intensidad de las emisiones de CO2, el análisis muestra que es la principal región de los EE.UU, con 7,1 kg de CO2 por barril de petróleo equivalente (boe) en 2020. La región de los Apalaches disfruta de una infraestructura bien establecida y relativamente moderna; y además cuenta con la considerable adopción de flotas de fracturas electrónicas.

“Este nivel de desempeño en la intensidad del CO2 lleva a Apalaches al cuartil superior entre todos los campos de petróleo y gas a nivel mundial. A medida que la cuenca se vuelve más madura y se implementan las mejores prácticas ESG modernas, Apalaches mejorará aún más en su dimensión de intensidad de CO2 en los próximos tres o cuatro años”.

El pronunciamiento lo hizo Emily McClain, analista senior de Rystad Energy.

A la región de los Apalaches le sigue la lutita de Haynesville, con una intensidad de CO2 de 7,5 kg de CO2 por boe; Niobara con 10,6 kg de CO2 por boe; la Cuenca Pérmica con 10,9 kg de CO2 por boe; Eagle Ford del sur de Texas con 11 kg de CO2 por boe; y el Bakken, juega con 20,7 kg de CO2 por boe.

Los productores activos en los Apalaches también tienen otra razón para estar orgullosos. En 2021 los niveles de eficiencia de capital aumentarán a un nivel récord, tendencia que continuará en los próximos años. Para mantener su producción, los productores necesitarán una tasa de reinversión ascendente de solo 67% en 2021.

LEE TAMBIÉN:   Crisis del gasoil: 400.000 toneladas de caña de azúcar sin cosechar

Los mayores independientes públicos de la región históricamente han asegurado posiciones de derivados relativamente favorables. 2016 fue el único año en que la cuenca generó una tasa de reinversión upstream de menos del 100.

Haynesville

Según Rystad Energy, Haynesville se convertirá en la mayor fuente de crecimiento de la producción de gas en los EE.UU. Se pronostica que agregará alrededor de 10 Bcfd de 2020 a 2035; creciendo en 86% durante ese período. Y además prevén que la región representará alrededor del 21% de la producción de gas del país en 2035, en comparación con 13% en 2020.

Un factor clave en la capacidad de Haynesville para mantener una ventaja sobre los Apalaches será mantener la relativa facilidad con la que los operadores pueden transportar gas desde los pozos hasta los mercados de la costa del Golfo; en comparación con los cuellos de botella y las cancelaciones de proyectos a mitad de camino que tienen los productores del noreste tienen que lidiar.

El análisis de Rystad sobre la capacidad de extracción actual y planificada de Haynesville concluye que la cuenca tiene la capacidad de sostener el crecimiento de producción previsto hasta 2024; año en el que podrían comenzar los posibles cuellos de botella, a menos que se aprueben nuevos proyectos de gasoductos.

Cuando comenzó la segunda fase de crecimiento de Haynesville, los operadores volvieron a los números de producción récord anteriores del primer boom a fines de 2019. El sistema tocó el nivel clave de utilización del 90%; por encima del cual puede verse afectado por los cuellos de botella. Desde entonces, los oleoductos LEAP, Index 99 y CJ Express han aliviado estas tensiones potenciales; con tasas de utilización actualmente cercanas al 70%.

LEE TAMBIÉN:   Perseverance extrae oxígeno de la atmósfera de Marte
Se expande producción de gas en EE.UU

Fuente: La Patilla  

Comentarios

Comenta en Facebook

Translate »