Se reduce la población mundial

Se reduce la población mundial. La población mundial se está reduciendo. Según datos procedentes del Instituto de Métricas y Evaluación de Salud de la Universidad de Washington, publicada en The Lancet; se anticipa un cambio demográfico significativo: el descenso de la población mundial.

Se prevé que para el año 2050, 155 de 204 naciones experimentarán índices de fertilidad insuficientes para sostener sus poblaciones actuales. Este fenómeno se intensificará hacia el año 2100. Momento en el cual casi la totalidad, el 97% de los países (198 de 204), afrontará esta realidad.

Según National Geographic, la consecuencia directa será que el número de defunciones sobrepasará al de nacimientos. Y esto conducirá a un paulatino decrecimiento de la población global. Para finales de 2022, ya superamos el umbral de los 8.000 millones.

Cómo afrontar el cambio

Sorprendentemente, toda la humanidad podría ser acomodada en un área de extensión similar a la de la Península Ibérica. Pero este no es el núcleo del problema.

Es la capacidad de nuestro planeta para proveer los recursos necesarios que garantizar la supervivencia y el bienestar de la población global. Incluyendo aspectos vitales como el acceso al agua potable, alimentos nutritivos, energía sostenible y la gestión de desechos.

Así que, en principio, el descenso de la población mundial parece ser una buena noticia. El problema es que un descenso también acarrea otros efectos secundarios. Entre otros, subrayan la importancia de que las autoridades gubernamentales tomen medidas proactivas; frente a las implicaciones que este cambio demográfico podría tener en diversos aspectos críticos de la sociedad.

Lea también:   Comprobado por la ciencia: llorar te hace bien

Dividendo demográfico

Algunos teóricos han propuesto el concepto de dividendo demográfico. Este sugiere que la disminución de las tasas de fertilidad puede llevar temporalmente a una mayor proporción de adultos en edad de trabajar; estimulando el crecimiento económico.

Sin embargo, datos recientes muestran que en algunos países la tasa total de fertilidad (TFR) ha caído por debajo del nivel de reemplazo; sin evidencia además de un rebote pronosticado. Este fenómeno podría resultar en pirámides poblacionales invertidas; aumentando la presión sobre los sistemas de salud y sociales; transformando los mercados laborales y de consumo; y alterando los patrones de uso de recursos.

Por consiguiente, es fundamental iniciar una planificación estratégica que contemple las potenciales amenazas a la economía. Dado que una población en decrecimiento puede traducirse en una fuerza laboral reducida, afectando la productividad y el crecimiento económico.

Si quieres leer la nota completa, ingresa a National Geographic.

Se reduce la población mundial

Foto: Cortesía

Fuente: National Geographic