Servicios públicos en zonas populares se volvieron un lujo. El director de la Organización No Gubernamental (ONG) Monitor Ciudad, Jesús Armas, denunció que los servicios públicos se volvieron un lujo para quienes habitan en sectores populares de Caracas.

El también dirigente político aseveró que los ciudadanos enfrentan el encarecimiento de los servicios pese a las deficiencias que presentan.

En Venezuela ha habido un profundo retroceso en los servicios públicos; mientras que en lugares como Caracas se han estabilizado en la precariedad, lo cual no implica que veamos en los próximos meses fallas más graves. Además estos se han vuelto impagables para vecinos de sectores populares de la capital”, dijo.

Fallan todos los servicios

Sobre la base de la última actualización del sistema de información geográfica que esta organización maneja sobre los servicios básicos en el Área Metropolitana, el portavoz apuntó que los caraqueños pasan 70% del tiempo sin agua. “De las 168 horas de la semana, apenas tienen agua alrededor de 52 horas”, estimó.

En lo que va de año se han registrado más de 400 fallas en el servicio eléctrico. En cuanto al tema del gas doméstico, ha surgido un mercado negro que obliga a los vecinos de las zonas más vulnerables a pagar hasta $10 por bombonas de 10 kilos de gas. Según sus índices, en otras entidades del país, esto varía entre $20 y $30 por unidad.

LEE TAMBIÉN:   Opep+ acordó mantener los recortes en la producción de petróleo

En lo que respecta al servicio de internet de Cantv, indicó que el aumento registrado en los últimos meses es excesivo. Detalló que hay ciudadanos que están pagando hasta 23 millones de bolívares, aunque cada vez son más las dificultades con la conexión.

Otro de los servicios públicos impagable es el del relleno sanitario, que ha incrementado considerablemente las facturas de luz eléctrica.

“Hemos visto aumentos de más de 1.000%. Un condominio en Libertador está pagando entre 40 y 80 millones y no por la electricidad, sino por el aseo urbano”, dijo.

Armas agregó que es una dura realidad que golpea a los sectores más vulnerables de una sociedad sin capacidad de adquirir plantas eléctricas, cisternas o tanques de agua. Apuntó que estos se ven afectados con horas de trabajo perdidas intentando solventar estas carencias.

Servicios públicos en zonas populares se volvieron un lujo

Fuente: Tal Cual Digital

Comentarios

Comenta en Facebook

Translate »