En este momento estás viendo Solo ocho carros se ensamblaron en Venezuela en 2021

Solo ocho carros se ensamblaron en Venezuela en 2021

Solo ocho carros se ensamblaron en Venezuela en 2021. En 2021 las ocho ensambladoras que hacen vida en Venezuela, registraron un descenso histórico de producción y un desplome del 100%.

Según informó Omar Bautista, presidente de la Cámara de Fabricantes Venezolanos de Productos Automotores (Favenpa) a La Prensa de Lara; durante el año recién finalizado sólo se ensamblaron ocho camiones Mack en todo el territorio.

Cifra demoledora, después de que Venezuela llegara a producir 172 mil vehículos en 2006; y exportó 20 mil automóviles anuales a Colombia y Ecuador.

De acuerdo con la información, el reporte que tiene es hasta noviembre. Y afirma que las ensambladoras son el mercado de reposición de los fabricantes de autopartes y representan el 42% de las ventas del sector.

“El promedio histórico es que en Venezuela se ensamblaban 100 mil vehículos al año; y todos ellos llevaban autopartes nacionales. En 2021, hasta noviembre se ensamblaron ocho vehículos. Para nosotros es un mercado casi desaparecido”, alertó; sobre todo si se compara con 2020, cuando inició la pandemia, se fabricaron 107 vehículos en Venezuela.

Las plantas de Toyota, Mack, Iveco, Mitsubishi, Chrysler, Ford, Chery y Encava, esta última fabricante de autobuses, se mantienen en el país; pero son un cementerio de industrias.

Aseguró que no están produciendo, a excepción de la Mack que este año pudo fabricar un mínimo de unidades de carga pesada a gasoil. Estas ocho ensambladoras llegaron a Venezuela hace más de 50 años; y hasta 2013, cuando Nicolás Maduro llegó al poder, su producción era boyante.

LEE TAMBIÉN:   Insisten en la derogación del instructivo de la ONAPRE

3 problemas claves

Pero cuáles son las razones por las cuales este sector se ha contraído 100%.

La primera respuesta es por el bajo poder adquisitivo de los venezolanos.

De acuerdo con la Encuesta Condiciones de Vida (Encovi), elaborada por la Universidad Católica Andrés Bello; la Universidad Central de Venezuela; y la Universidad Simón Bolívar; 94% de la población es pobre de ingresos, no puede adquirir la canasta básica y sólo accede a algunos productos de la canasta alimentaria familiar.

Además, en el país desaparecieron los créditos debido a que el Banco Central de Venezuela (BCV) estableció un alto encaje legal de 85%; lo cual impide a los bancos prestar dinero para financiar créditos personales, de vehículos y comerciales, y así dinamizar la economía.

Al respecto, el economista, Leonardo Buniak, informó que la banca venezolana antes de los 90 tenía una cartera de crédito de $42 mil millones. Pero el año pasado apenas pudo prestar $300 millones.

No a las importaciones desmedidas

Un tercer factor, es que el Ejecutivo nacional incentiva las importaciones de vehículos.

Durante todo 2021, el BCV intentó anclar el tipo de cambio, realizando intervenciones semanales en las mesas de cambio.

De hecho, Venezuela sigue teniendo la inflación anualizada más alta del planeta, pues cerró 2021 en 686,4%.

Y es que el instituto emisor intenta contener el aumento del tipo de cambio inyectando parte de las reservas internacionales líquidas a la banca comercial; lo cual ha generado una sobrevaluación del tipo de cambio. Esto, para Buniak, equivale a un cáncer para la producción nacional.

LEE TAMBIÉN:   Venezuela respalda acuerdo de la OPEP por estabilizar mercado

«El sector automotriz está lejos de poder recuperarse en 2022. Mucho menos con una marcada sobrevaluación que permite la importación de vehículos de varios países del mundo; especialmente del hemisferio oriental como de Arabia Saudita, emiratos islámicos, China. Lo cierto es que la importación de vehículos va en detrimento de la industria nacional automotriz. Es decir, ahí hay cero posibilidades de recuperación por los momentos; básicamente por la marcada sobrevaluación del tipo de cambio», advirtió el calificador de riesgo bancario.

Fuertes medidas

Por otra parte, Omar Bautista, presidente de Favenpa, indicó que a los fabricantes nacionales de autopartes también los afecta la importación de repuestos que entran sin pagar impuestos aduaneros o IVA.

«Eso ha creado una competencia desleal que ha impedido la recuperación de la industria nacional de autopartes. Por la sobrevaluación de la moneda esos repuestos importados son más baratos que los producidos en el país; con todos los problemas que existen», comentó.

Esta crisis del sector ha hecho que 16 mil puestos de trabajo se hayan perdido. Hace 10 años, la industria de autopartes empleaba a 20 mil trabajadores, ahora sólo hay cuatro mil trabajadores.

Solo ocho carros se ensamblaron en Venezuela en 2021

Foto: Cortesía

Fuente: La Prensa de Lara

Comentarios

Comenta en Facebook