Titulares

Sri Lanka enfrenta crisis energética

Sri Lanka enfrenta crisis energética. Sri Lanka está viviendo una tormenta perfecta. La confluencia de la pandemia, el aumento de la inflación y la bajada populista de impuestos, la han llevado a una gravísima crisis económica. Especialmente porque en un país muy dependiente del turismo.

Según una reseña de Yahoo Noticias, esta nación situada al sur de la India, está pasando por su momento más delicado desde su independencia 1948. Y los datos dan prueba del caos que se está viviendo. La inflación en abril se situó en 33,8% y la escasez de divisas ha dejado a Sri Lanka sin la posibilidad de importar medicinas o petróleo.

Tanto es así que hace unos días las autoridades alertaron de que apenas quedaba combustible; mientras que los ciudadanos hacen frente a largas horas de cola, hasta diez en algunos casos, para poder obtener un poco de fuel.

Adoptan medidas

El Gobierno se puso manos a la obra para solucionar la crisis; pero las medidas aplicadas llevarán al sufrimiento de la población a corto plazo.

De momento, aumentaron los precios de los combustibles y transportes, una decisión para combatir su debilidad económica a largo plazo; pero que ahora provocará un nuevo aumento de la inflación.

Al respecto, el Ministro de Energía, Kanchana Wijesekera, anunció que las tarifas de la gasolina aumentarían entre 20% y 24%; en tanto que los del diésel lo harían entre 35% y 38%.

Aunque pueden parecer cifras extraordinariamente altas, hay que recordar que desde octubre del 2021, los primeros han subido 259% y los segundos 31%; por lo que esta medida afectará una vez más al bolsillo de una población que ya lo tiene muy difícil.

Lea también:   España presenta el primer motor supersónico de hidrógeno: funciona con gas y todo el mundo lo busca

Trabajar desde casa

Además, el propio ministro alentó a los ciudadanos a no ir a trabajar de manera presencial y hacerlo desde casa; con el objetivo de «minimizar el uso de combustible y gestionar la crisis energética». Si en 2020 fue la pandemia, ahora la galopante crisis económica obliga al teletrabajo, para evitar el gasto de gasolina y diésel.

Los economistas ya han dejado claro que estos aumentos del precio del transporte se trasladarán a los alimentos y otros bienes; por lo que a los ceilandés les espera una etapa muy dura, aunque coinciden que son medidas necesarias.

Este crack económico obligará a Sri Lanka a renegociar su deuda externa acumulada durante años; pero a la que el covid le ha terminado de dar la puntilla. Ahora, la importación de bienes y el control de precios es la tarea más urgente; y va a marcar la economía del país en los próximos meses.

Sri Lanka enfrenta crisis energética

Foto: Cortesía

Fuente: Yahoo Noticias