En este momento estás viendo Telescopio argentino buscará qué pasó tras el Big Bang

Telescopio argentino buscará qué pasó tras el Big Bang

Telescopio argentino buscará qué pasó tras el Big Bang. Aquí el aire se enrarece, duele la cabeza, cuesta respirar y la pelota no dobla. Pero no todo es negativo; la altura también tiene un beneficio estelar. La atmósfera más liviana y la falta de actividad humana; con su contaminación lumínica y de gases generan las condiciones ideales para mirar el universo.

Por eso, los casi 5.000 metros de este paraje llamado Alto Chorrillos —a unos kilómetros de intenso ripio de San Antonio de los Cobres, parada del Tren de las Nubes—; fueron elegidos por los expertos para la instalación del telescopio Qubic.

Este fue inaugurado de manera oficial por las autoridades científicas de Argentina. Encabezadas por el ministro de Ciencia Daniel Filmus; miembros de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) que supervisaron la obra; e investigadores nacionales y extranjeros que forman parte de la colaboración.

Qubic buscará respuestas

Según Yahoo Noticias, que recoge la nota de La Nación, Qubic mirará qué pasó apenas después del Big Bang.

Ese comienzo del universo por el que se inclinan los científicos como el más probable; tras la información del cosmólogo Fred Hoyle a fines de la década de 1940. Algo que sucedió hace 13.800 millones de años, cuando empezó la trama.

“Buscaremos vestigios de esa época en la que se creó el espacio y el tiempo. Todavía se puede encontrar la radiación cósmica de fondo. De esa época queremos hacer las mediciones, de cuando se expandió el universo y esta radiación quedó polarizada”.

LEE TAMBIÉN:   Japón en alerta ante la mayor ola de frío en décadas

Así lo dijo Alberto Etchegoyen, vocero de Qubic, director del Instituto de Tecnologías en Detección y Astropartículas (TeDA); y uno de los padres del flamante telescopio salteño.

El Universo se expande

“Si se encuentra esa radiación sería una prueba contundente del modelo cosmológico estándar”, agregó. Si no, es posible que haya que cambiar una parte de la teoría.

De momento, no se trataría de cambiar el centro de la teoría del Big Bang, dado el enorme consenso que tiene a favor. Y un dato: para todos lados que se mide, el universo se expande.

De modo que en algún momento tuvo que estar concentrado en un punto. Ese punto es el comienzo, o gran estallido (en realidad no tan grande, si se tiene en cuenta que fue menos pequeño que un átomo).

Si se comprobara con estos nuevos datos “argentinos”, se empezaría a terminar de armar el rompecabezas de ese comienzo. Nuestro comienzo, al final de cuentas.

Los nuevos ojos

El telescopio es un instrumento, pero también es en sí mismo el resultado de muchísima ciencia. “Cuando propuse hacer algo así, mis colegas me dijeron que estaba loco”; dijo un muy emocionado Jean-Christophe Hamilton, durante la inauguración luego de 15 años de trabajo.

Él es investigador del Instituto de Astropartículas y Cosmología (APC); perteneciente al Centro Nacional para la Investigación Científica de Francia (CNRS, sus siglas en ese idioma).

Luego, con los periodistas que estaban en el lugar, agregó que tradicionalmente se usan para este tipo de búsquedas interferómetros; que ofrecen datos limpios, pero no muy sensibles, o bolómetros, que sí lo son.

LEE TAMBIÉN:   Gazprom reduce los flujos de gas a Europa

En la combinación está la creatividad y, además, la explicación del nombre del nuevo telescopio. Qubic significa Interferómetro bolométrico para cosmología Q y U, por sus siglas en inglés.

Momento histórico

Este jeroglífico refiere a los sensores particulares que mencionó Hamilton. Esos son los que obtendrán los datos que serán analizados por una miríada de científicos en todo el mundo.

Como Claudia Scóccola, coordinadora argentina del grupo de análisis de datos y simulación, que trabaja en la Universidad de La Plata. Y es investigadora del Conicet.

“Es un momento histórico porque estamos cerca de medir la radiación cósmica de fondo en uno de los modos que falta encontrar y predice la teoría, el modo B”; dijo, al lado de la cúpula que sostiene al gris aparato.

Scóccola participó de la calibración del instrumento apuntándolo hacia la Luna. Qubic además tiene la característica particular de que necesita ser enfriado cerca del cero absoluto; a menos de 270°C, para su funcionamiento.

Si quieres leer la nota completa, ingresa a Yahoo Noticias.

Telescopio argentino buscará qué pasó tras el Big Bang

Foto: Cortesía

Fuente: Yahoo Noticias

Comentarios

Comenta en Facebook