Transformación empresarial: Evita decir “no”

Transformación empresarial: Evita decir “no”

Evita decir No

En los negocios como en la vida diaria, nos topamos con personas que la palabra “No” es parte de su lenguaje; pero

¿Qué sucede cuando utilizamos esta palabra con frecuencia? Te voy a dar unos ejemplos:

¿Está bonito no? ¿No me contratas? ¿No me lo compras?

Y obviamente el 90% de las respuestas serán NO, y esto es porque tú mismo estas induciendo que la persona te conteste de forma negativa.

Además de que trabajas mentalmente el doble, corres el riesgo de que la respuesta que esperas sea nada favorable.

Ahora, hablaremos del “No” según la PNL o Programación Neuro-Linguística.

Esto se trata de un modelo basado en habilidades y técnicas de comunicación que, a través del uso “consciente” del lenguaje, nos permite alcanzar entre otras muchas cosas:

El éxito personal. Desglosando un poco las palabras:

“Neuro” se refiere a las percepciones sensoriales (los sentidos) y por ende las emociones (el comportamiento) y lo lingüístico, al uso del lenguaje como tal sea verbal o no verbal.

La programación neurolingüística debe su nombre a la relación de 3 aspectos del ser humano que se unen en esta metodología:

Programación:

Nuestro cerebro se compara con una maquinaria. Las experiencias la organizamos por medio de programas mentales, por tanto, nuestro comportamiento estará guiado por esos programas mentales para conseguir nuestros objetivos.

 Neuro:

Todo aprendizaje necesita de una red neuronal para poderse llevar a cabo, para poder ser almacenado en la memoria a corto o a largo plazo. Mediante el sistema nervioso el ser humano construye sus percepciones sobre las experiencias que vive y sobre todo lo que le rodea.

Lingüística:

Este es el último concepto en el que se basa la PNL. El lenguaje es necesario para la comunicación con los demás tanto para nuestras experiencias como para los aprendizajes.

Ya explicado lo anterior, y de acuerdo a varios estudios científicos, se ha demostrado que la palabra “No”, cuando la decimos, nuestra mente no la registra. Ejemplo: Si te digo que NO pienses ahora en un elefante rosa, ¡NO pienses en un elefante rosa! te aseguro que el elefante rosa es lo primero que se te vino a la mente. Entonces, Qué pasa cuando decimos: “Espero que no llegue tarde”, “Ojalá y no me enferme el día del evento”, “No vaya a chocar el coche nuevo”, “Tengo ropa blanca, ojalá y no se mache, y no has terminado de decir la frase cuando ya se te manchó, ¿verdad? y así te puedo dar infinidad de ejemplos. La orden de llegar tarde, enfermarte, chocar el coche y manchar tu ropa blanca, son las imágenes que automáticamente se proyectan en tu mente y te des cuenta o no, ¿Tu mente capta el mensaje contrario y lo cumple!

Recomendaciones

Por lo anterior, te recomiendo cambiar tus frases negativas a positivas. Si buscas cerrar una venta evita decir: ¿No está caro verdad?, mejor di: ¿Es barato verdad?

Si vas a poner un anuncio publicitario, evita decir: “Galletas que no engordan”, mejor di: “Galletas que adelgazan”.

Hágase un favor a diario, hable en positivo, ya que vibrará en frecuencias más sanas, y atraerá mejores cosas; hará una reprogramación automática a su comunicación y de paso a su inteligencia espiritual.

FUENTE: La Verdad : México/ Alejandra Gutierraz

Comments

comments