Transforman masía en ruinas del siglo XVIII en complejo residencial de lujo. Mas Sagrera es una masía en el municipio de Esclanyà, entre las localidades de Begur y Palafrugell. Esto es en pleno centro de la comarca del Ampurdán.

El edificio data del siglo XVIII y se encontraba abandonado. Pero el despacho de interiorismo catalán Tronc3 lo devolvió a la vida, convirtiéndolo en un complejo residencial de lujo con siete viviendas.

Los 1.800 metros cuadrados de la antigua masía se transformaron en cuatro casas de ensueño; pero también se edificaron otras tres nuevas viviendas fuera del recinto original.

El complejo fue bautizado como Residencial Mas Sagrera y cuenta además con piscina comunitaria; y más de 7.000 m2 de zona rústica en la que disfrutar de huertos ecológicos o espacios de ocio.

Los interiores de las viviendas fueron rehabilitados con un estilo rústico, manteniendola esencia de las masías catalanas tradicionales, pero se mezclan con los diseños modernos del mobiliario y los últimos avances en tecnología.

El cambio de Mas Sagrera

Este es el antes y el después de Mas Sagrera, una masía catalana que se ha transformado en un complejo residencial de viviendas de lujo. (Foto: TRONC3).

Data del siglo XVIII

El despacho de interiorismo catalán Tronc3 rehabilitó este edificio del siglo XVIII que se encontraba abandonado en el municipio de Esclanyà, en pleno centro de la comarca del Ampurdán, para devolverlo a la vida. (Foto: TRONC3).

LEE TAMBIÉN:   Bombeo de agua en Venezuela cae 60% en más de 20 años

Cuatro casas de ensueño

Los 1.800 metros cuadrados que tenía la antigua masía son ahora cuatro viviendas de lujo. (Foto: TRONC3).

Tres viviendas de nueva construcción

Tronc3 ha construido además otras tres nuevas viviendas junto a la antigua masía para completar el Residencial Mas Sagrera. (Foto: TRONC3).

7.000 metros cuadrados de zona rústica

El complejo cuenta con más de 7.000 metros cuadrados en los que disfrutar de huertos ecológicos o zonas de ocio. Hay también un aparcamiento para invitados. (Foto: TRONC3).

Piscina comunitaria

El Residencial Mas Sagrera tiene también una piscina comunitaria para las siete viviendas. (Foto: TRONC3).

Casas de entre 278 y 378 m2

Las casas tienen unas superficies totales de construcción de entre 278 y 378 metros cuadrados, incluidos jardines y terrazas. (Foto: TRONC3).

La esencia de las masías

La rehabilitación se hizo manteniendo la esencia de las masías catalanas tradicionales. (Foto: TRONC3).

Fachadas de piedra

Las fachadas de piedra se repicaron y encalaron para que recuperaran su forma original con sus balcones antiguos. (Foto: TRONC3).

Interiores de piedra y madera

En el interior de las casas también se mantiene la esencia de las masías utilizando principalmente piedra y madera con colores cálidos y acogedores. (Foto: Nukinuk).

Mezcla de estilo rústico y moderno

El estilo rústico se mezcla a la perfección con la modernidad de los muebles y otros elementos decorativos de las casas, todos ellos de último diseño. (Foto: TRONC3).

Suelo radiante

Las casas incorporan también las últimas tecnologías, con instalaciones de eficiencia energética. Tienen suelo radiante con un sistema de aerotermia. (Foto: Nukinuk).

LEE TAMBIÉN:   Venezuela: donde los servicios públicos son caros y malos

Iluminación LED

La iluminación es LED no solo para reducir el consumo, sino también para crear este ambiente cálido en los interiores. (Foto: Nukinuk).

Transforman masía en ruinas del siglo XVIII en complejo residencial de lujo

Fuente: Yahoo Noticias

Comentarios

Comenta en Facebook

Translate »