UE y China compiten por proyectos ecológicos en el sudeste asiático. La Unión Europea puso en marcha una nueva alianza ecológica con la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN); la cual supondrá la donación de €30 millones al fondo de inversión ecológica de la región. El Mecanismo de Financiación Verde Catalítico de la ASEAN.

Días después, en la cumbre anual China-ASEAN, Pekín se comprometió a intensificar su inversión en proyectos verdes en la región; y anunció un nuevo Plan de Acción sobre Agricultura Verde China-ASEAN. Esto según un resumen publicado por el Ministerio de Asuntos Exteriores de China.

De acuerdo con un reporte de DW, un informe publicado en diciembre pasado por el Consejo Europeo de Relaciones Exteriores; afirmaba que el aumento de la financiación de iniciativas ecológicas podría agravar las tensiones entre la UE y China.

La acción climática se entrecruzaría cada vez más con «cuestiones de interés geopolítico y geoeconómico; en particular sobre el comercio y la tecnología», afirma el informe.

«Esto significa que ya no será posible aislar la política climática de la complejidad más amplia de la relación Europa-China».

Lucha entre la UE y China

En diciembre de 2020, la UE se convirtió en «socio estratégico» del bloque de la ASEAN. La UE ahora utiliza sus inversiones ecológicas como una forma de «diplomacia verde»; y ha aumentado considerablemente su influencia en la región, ya que los Estados del Sudeste Asiático intentan cubrirse contra Estados Unidos y China.

LEE TAMBIÉN:   YouTube se convierte en un dolor de cabeza para Google

Josh Kurlantzick es investigador especializado en el Sudeste Asiático en el Consejo de Relaciones Exteriores. Y al respecto dijo que la cooperación podría ser difícil debido al «alejamiento de China por parte de algunos miembros de la UE; la diplomacia cada vez más agresiva de China; y el hecho de que gran parte de las inversiones chinas en el Sudeste Asiático son poco respetuosas con el medio ambiente».

En marzo, Pekín impuso sanciones a varios parlamentarios y grupos de expertos europeos en represalia a Bruselas; que, pocas horas antes, sancionó a dos funcionarios del Partido Comunista de China en Xinjiang. Las sanciones derivaron de los presuntos abusos contra los derechos humanos de la población uigur.

Posteriormente, se suspendió un pacto de inversión entre la UE y China.

Recientemente, la UE también adoptó una postura más firme sobre el Mar de la China Meridional y Taiwán. El ministro de Relaciones Exteriores de Taiwán, Joseph Wu; también realizó una visita secreta a Bruselas a fines de octubre, para gran decepción de Pekín.

Esfuerzos por una economía más ecológica

Sin embargo, el embajador de la UE en la ASEAN, Igor Driesmans, se muestra optimista sobre los próximos proyectos ecológicos con China.

En el marco de la Plataforma Internacional de Finanzas Sostenibles, «la UE y China están trabajando conjuntamente en una mayor convergencia de las taxonomías de las finanzas e inversiones verdes; incluyendo la identificación y evaluación de los puntos comunes; y las diferencias en nuestros respectivos enfoques y resultados», dijo Driesmans a DW.

LEE TAMBIÉN:   Microsoft anuncia el retiro de Internet Explorer

La plataforma fue lanzada en 2019 por la UE y China, junto con otros seis países; para coordinar las reglas y normas sobre finanzas verdes.

El año pasado, ambas partes iniciaron un Diálogo de alto nivel sobre el Medio Ambiente y el Clima; y su Comunicado Conjunto sobre el Clima y el Medio Ambiente, publicado en octubre, amplió sus compromisos de cooperación en materia de clima. Incluida la transición para abandonar el carbón y las subvenciones a los combustibles fósiles.

En este sentido, la UE y varios bancos de desarrollo europeos han prometido ya más de €780 millones al Mecanismo de Financiación Verde Catalítico de la ASEAN, señaló Driesmans.

Junto con el apoyo de otros socios, potencialmente China, se espera que este mecanismo movilice €7.000 millones para proyectos de infraestructuras verdes en el Sudeste Asiático, añadió.

La colaboración entre la UE y China es » imprescindible»

La promesa del presidente chino, Xi Jinping, de dejar de financiar nuevas centrales eléctricas de carbón en el extranjero, en septiembre, fue bien recibida por Bruselas.

«Europa y China pueden ser competidores económicos, pero no son rivales geopolíticos del modo en que lo son Estados Unidos y China»; afirmó Sophia Kalantzakos, profesora de Estudios Ambientales y Políticas Públicas de la Universidad de Nueva York.

«El clima y la biodiversidad no pueden ni deben sacrificarse en el altar de las rivalidades entre superpotencias».

La colaboración entre la UE y China es » imprescindible», añadió Kalantzakos. Faltando ocho años para 2030, fecha límite mundial para la acción climática, «el Sudeste Asiático se convertirá cada vez más en un foco del cambio climático», dijo.

LEE TAMBIÉN:   Ampliación del museo Gösta Serlachius
UE y China compiten por proyectos ecológicos en el sudeste asiático

Foto: Cortesía

Fuente: DW

Comentarios

Comenta en Facebook

Translate »