Icono del sitio

Única opción de Corpoelec es el racionamiento ante precariedad del SEN

La única opción de Corpoelec es el racionamiento ante la precariedad del Sistema Eléctrico Nacional (SEN). Por lo menos es la única solución inmediata que tiene para estabilizar el sistema eléctrico de Venezuela. Esto tras la pérdida de equipos de generación térmica, una de las consecuencias que dejó el apagón nacional del 7 de marzo.

Se debe racionar porque la oferta de generación, junto al equipamiento de transmisión y distribución, ya resulta insuficiente para satisfacer la demanda de electricidad debido al daño acumulado por años de falta de mantenimiento y abuso”, aseguró el ingeniero Miguel Lara, exgerente de la Oficina de Planificación del Sistema Interconectado.

LEE TAMBIÉN Racionarán electricidad en Venezuela por 30 días

Se perdieron entre 600 y 800 megavatios térmicos

Entre 600 y 800 megavatios térmicos se perdieron tras la falla de principio de mes, reportó el ingeniero José Aguilar, especialista en sistemas de generación eléctrica.

Solo en Zulia se conoció una baja de poco más de 100 megavatios. Termozulia pasó de generar unos 150 mw a cerca de 25 mw antes del segundo apagón del lunes 25 de marzo. Y tardó 59 horas en que llegara parcialmente en todos los estados del país.

El plan de racionamiento que oficializó Nicolás Maduro, debe incluir Caracas para evitar mayor destrucción en el sistema eléctrico. No queda otra que incluir a la Gran Caracas porque la distribución de las cargas es excesiva hacia ella desde un punto de vista técnico”, dijo Aguilar.

La Gran Caracas puede ser la silla del poder político, asegura, pero esto no debe dar licencia a los decisores del poder para hacerle pasar trabajo a la provincia en extremo.

En estos momentos de extrema calamidad nacional, venezolanos somos todos y técnicamente hablando, Caracas es tan racionable como cualquier otra ciudad del país.

El 25 de marzo Venezuela registró un nuevo apagón nacional tras la explosión de uno de los tres autotransfornadores del patio de 765 kilovoltios de Guri, por cuyo sistema sale 85% de la energía que se envía al centro del país.

Violan límites operacionales

Las autoridades de Corpoelec decidieron violar los límites de operación segura del sistema de transmisión para evitar racionar Caracas tras el apagón del 7 marzo, pese a que el mismo aún no se recuperaba.

Según reportes de Corpoelec, de las siete áreas de operación del SEN se violaban seis para tratar de transferir mayor cantidad de energía desde Guri, Caruachi y Macagua. Este es conocido como el Sistema del Bajo Caroní.

Se operó con sobrecargas en las áreas de exportación de energía de Guayana. Y en su transferencia hacia Oriente, Centro, Lara, Gran Caracas, los Andes, los Llanos y Zulia, “pese a que la operatividad segura para mantener un sistema estable no permite más de una violación” y eso es en casos extremos, explicó Aguilar.

Los límites de la red interconectada son de naturaleza dinámica y varían de acuerdo con las condiciones del SEN.

Se debió haber impuesto una postura conservadora y no excesivamente agresiva”.

Colapso de la red nacional

Explicó que se manejaron los perfiles de tensiones en Guri demasiado altos tras el primer apagón y hasta el 25 de marzo para llegar al occidente al menos dentro de los límites mínimos de tensión.

Esto ocurre por falta de generación térmica (fuera de Guayana) para inyectar potencia y energía a la red interconectada, a medida que esta se dirige al occidente de Venezuela hasta su frontera con Colombia. Estos sobrevoltajes destruyen la red de transmisión”, aseguró el especialista.

Se operó el sistema de 765 kilovoltios cercano a los 805 kV durante los 18 días que duró el servicio entre el primer y el segundo apagón nacional.

Es muy probable que al ocurrir los eventos gatillantes del colapso de la red, los valores fueron excedidos por un amplio margen de manera transitoria. Este abuso de la Red de Transmisión impacta negativamente aguas abajo al equipamiento de la distribución. La ausencia de mantenimiento es aún mayor y sumamente crítica”, agregó Aguilar.

La violación de límites ha causado destrozos en equipamiento importante para la regulación de la red.

A esto se suma la desidia en casi todas las subestaciones eléctricas de transmisión y distribución.

También en los corredores de las principales líneas para el transporte de la energía eléctrica del país.

Dicha situación hace que se tenga un sistema cada día más debilitado. Y además propenso a las oscilaciones y a los apagones de amplio espectro geográfico”, concluyó.

Única opción de Corpoelec es el racionamiento ante precariedad del SEN

Fuente: El Pitazo

Comentarios

Comenta en Facebook

Salir de la versión móvil