Titulares

Unión Europea depende 22% menos del petróleo ruso

Unión Europea depende 22% menos del petróleo ruso. La Unión Europea (UE) ha reducido en 22% su dependencia del petróleo procedente de Rusia. Aunque no ha conseguido limitar la compra de esta materia prima.

Así lo reveló el último estudio de la plataforma Transport & Environment (T&E) citado por EFE y reseñado por Banca y Negocios.

En cualquier caso, la demanda de petróleo sigue siendo “demasiado alta”, principalmente por el sector del transporte, apunta el documento. Este advierte de que la UE “se ha limitado a sustituir las importaciones de Rusia por petróleo procedente de otros productores”.

A pesar de que Rusia pasó de representar 31% de las importaciones de crudo de lfce a UE en marzo de 2022; a solo 3% un año más tarde, la demanda internacional no ha caído.

Otros proveedores

Y es que el país ha sido reemplazado por proveedores como Arabia Saudí, Estados Unidos, Noruega, Angola, Brasil o Irak; en un momento en el que la producción y exportación de petróleo está en alza.

El estudio reconoce que España ha eliminado las importaciones con Rusia y reducido su “tradicional” dependencia de Nigeria y México.

Sin embargo, ha aumentado la compra de petróleo a Brasil (170%), Estados Unidos (60%), Angola (240%), Irak (40%) y Canadá (62%). Además de elevar su interés en Latinoamérica, con subidas en Colombia, Venezuela, Ecuador y Trinidad y Tobago.

Atención a los refinados

Mención especial dedica la plataforma a las importaciones de productos petrolíferos refinados de China e India; las cuales han crecido 70% y 13%, respectivamente, en el último año.

En este sentido, T&E se remite a las informaciones que apuntan a que estos países importan petróleo ruso a bajo precio. Y lo reexportan a la UE en forma de combustible para aviones y gasóleo en el mercado mundial.

Se trataría de una forma de evitar las sanciones impuestas por los 27, que se traduce en “miles de millones de euros” que “han volado” hacia Rusia.

Unión Europea depende 22% menos del petróleo ruso

Foto: Cortesía

Fuente: Banca y Negocios