En este momento estás viendo Zonas Económicas Especiales: el as bajo la manga de Venezuela para atraer inversiones

Zonas Económicas Especiales: el as bajo la manga de Venezuela para atraer inversiones

Zonas Económicas Especiales: el as bajo la manga de Venezuela para atraer inversiones. El régimen de Nicolás Maduro cada día se encuentra más aislado internacionalmente. Y tras las sanciones impuestas por Estados Unidos y la Unión Europea, el financiamiento internacional a su administración es prácticamente nulo. La situación política por la cual atraviesa Venezuela, es muy complicada.

Desde 2018, más de 50 países del mundo desconocen a Maduro como primer mandatario nacional; y apoyan el interinato de Juan Guaidó, quien presidió la Asamblea Nacional electa en 2015.

Ante este escenario, organismos internacionales como el Banco Mundial; Fondo Monetario Internacional; y Banco Interamericano de Desarrollo, entre otros, desconocen a una o a ambas figuras de poder en Venezuela.

Como consecuencia, se cerraron muchas puertas a la hora de buscar inversiones o créditos fuera de nuestras fronteras.

El portal HispanoPost adelantó un extenso trabajo sobre el proyecto de Ley Orgánica de Zonas Económicas Especiales; el as bajo la manga del oficialismo para atraer inversiones a Venezuela.

Ley Antibloqueo y LOZEE

Con el objetivo de buscar dinero fresco, la Asamblea Nacional de mayoría oficialista y cuestionada por la comunidad internacional, aprobó la Ley Antibloqueo; presentada por el Ejecutivo para brindar al Poder Público herramientas jurídicas que mitiguen los efectos de las sanciones hacia Venezuela dictadas por otro Estado, grupo de Estados o entes públicos o privados foráneos.

Además del referido instrumento legal, la Comisión de Finanzas y Desarrollo Nacional, de manera paralela desarrolló el proyecto de Ley Orgánica sobre Zonas Económicas Especiales (LOZEE).

Estas son “espacios territoriales para la atracción de inversiones productivas nacionales y extranjeras a partir de estímulos económicos (fiscales, financieros y aduanales); confianza; seguridad jurídica; y políticas económicas coherentes. Todo lo cual exige un sólido marco legal e instituciones eficientes, libres de burocratismo”, según la exposición de motivos.

De acuerdo con el presidente de la Comisión de Finanzas de la AN, Jesús Faría; las zonas económicas especiales serán los “pivotes esenciales para el nuevo modelo productivo nacional”.

Aspectos relevantes

El proyecto fue aprobado en primera discusión por la plenaria de la AN y actualmente se encuentra en consulta pública.

Los antecedentes del proyecto, según el parlamentario José Vielma Mora, se fundamentan en experiencias de ZEE creadas en naciones como China, Rusia, Irán, Vietnam, México, Argentina, Colombia; y a su juicio, el más exitoso de todos, el modelo de Corea del Sur.

En el texto de apenas 26 artículos, se establece la existencia de tres tipos de ZEE.

La primera, Zonas Económicas Especiales para el Fomento de Exportaciones. Y será creada para “promover la exportación de bienes, especialmente manufacturados, y servicios, incluidos los turísticos”.

LEE TAMBIÉN:   Venezuela requiere políticas públicas para estabilizar el valor del bolívar

En segundo lugar, están las Zonas para la Sustitución Selectiva de Importaciones; que buscan “promover la sustitución de bienes y servicios que se importan al país, a través de su producción en el territorio nacional”.

Y, finalmente, las Zonas Económicas Especiales para el Desarrollo Tecnológico; orientadas “al despliegue de cadenas productivas e inversiones intensivas con un alto componente tecnológico; especialmente, tecnologías de punta”.

Potestad exclusiva del Ejecutivo

El proyecto, que pronto será aprobado por el Parlamento, centra el poder de creación en el Ejecutivo nacional, según lo establece el artículo 7.

“La creación de las Zonas Económicas Especiales es una potestad exclusiva del Presidente o Presidenta de la República, quien las establecerá mediante decreto; para lo cual solicitará los estudios pertinentes de los ministerios con competencia en las materias según el tipo de zona económica. En este sentido, las Zonas Económicas Especiales establecidas en esta ley pueden tomar varias formas; reemplazando a los regímenes existentes de Puertos Libres, Zonas Libres y Zonas Francas”, detalla el proyecto.

Los proyectos de desarrollo diseñados para las inversiones públicas, privadas, mixtas, nacionales y extranjeras; dentro de las Zonas Económicas Especiales y sus respectivas áreas de desarrollo, corresponderán a los siguientes sectores priorizados:

“Exportación o sustitución selectiva de importaciones en: a. Productos agrícolas, agroindustriales y pesqueros; b. Manufactura; c. Turismo receptivo y recreación; d. Forestal; e. Tecnologías y procesos tecnológicos con alto Valor Agregado Venezolano; f. Energía, hidrocarburos y sus derivados; g. Energías alternativas; h. Comercio electrónico y fortalecimiento de la pequeña, mediana y micro empresas”, puntualiza el artículo 13 del proyecto. 

Estímulos fiscales y aduaneros

Los inversionistas públicos, privados, mixtos, nacionales o extranjeros autorizados para operar en las ZEE deberán suscribir ante el Centro Internacional de Inversión Productiva un convenio de inversión.

En dicho instrumento se estipularán los diferentes estímulos fiscales, tributarios y financieros aplicables al proyecto específico; previo informe favorable del Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera y Tributaria (Seniat) y resolución del Ministerio de Economía y Finanzas.

Entre los estímulos se encuentran la devolución total o parcial de impuestos de importación o del Impuesto Sobre la Renta. Las personas jurídicas establecidas en las ZEE podrán ser beneficiarias de devolución automática, total o parcial del Impuesto al Valor Agregado (IVA).

Podrán estar exentos de los regímenes legales aplicables para importación y exportación todos aquellos insumos, materias primas y bienes de capital destinados a la producción de bienes y servicios para exportación o reexportación de las Empresas autorizadas a operar en las ZEE.

Finalmente, el presidente de la República, “podrá establecer otras facilidades o incentivos adicionales para las ZEE; garantizando que cada renuncia fiscal sea compensada con el respectivo ingreso”.

LEE TAMBIÉN:   Instan a Japón a postergar el vertido de agua de Fukushima

El proyecto de ley no hace referencia al término “expropiaciones” y tampoco al de “seguridad jurídica”; el cual es abiertamente solicitado por los sectores privados no solo en Venezuela, sino también en el ámbito mundial.

Hay que ser muy cautelosos

Representantes de algunos gremios empresariales conversaron con HispanoPost; y señalaron que es necesario ser muy cautelosos con respecto a este proyecto de LOZEE.

“Es muy grave que la única persona autorizada para creas las Zonas Económicas Especiales sea el presidente de la República. ¿Quién garantiza que los empresarios venezolanos tendrán prioridad a la hora de definir los actores que podrán trabajar en estas zonas? Esto puede convertirse en una competencia desleal, porque al gobierno le interesa obtener mayores dividendos; y si los rusos o chinos tienen más dinero que los empresarios venezolanos, entonces ya sabemos quiénes estarán autorizados para trabajar”.

Así lo precisó un representante del gremio comercial que pidió mantener su nombre en reserva.

Un empresario del estado Lara aseguró que no se puede confiar en un Parlamento que se ha burlado de los empresarios.

“En estos momentos, diputados de la AN andan detrás de los empresarios para que participemos en la consulta pública de la LOZEE. Sin embargo, el rechazo es importante porque no confiamos en un Parlamento que se burló de los empresarios. Hace varios meses Fedecámaras, hizo una propuesta formal al gobierno para que nos permitiera importar las vacunas; y cuál fue la respuesta del señor Maduro, tildarnos de golpistas, traidores a la patria y demás”.

Además señala que “en ninguna parte establece que las inversiones que se hagan en estas zonas no serán expropiadas o declaradas de utilidad pública. Las ZEE deben ser ensambladas bajo criterios técnicos y económicos; siempre a favor de lo hecho en Venezuela con empresarios venezolanos que no tengan ningún tipo de filiación política. Pero sabemos que esto no va a suceder”, sentenció.

ZEE no serán sustentables

El presidente de Fedecámaras Bolívar, Austerio González; afirmó que las ZEE no serán sustentables si no existen soluciones a los problemas estructurales que tienen paralizada la economía nacional.

“Las ZEE deben estar fundamentadas en cuatro pilares fundamentales: la seguridad jurídica, el respeto a la propiedad privada; la generación de políticas serias de estímulo para las inversiones; la disponibilidad de servicios públicos eficientes; y la recuperación de la confianza de los inversionistas. Sin estas variables, es muy difícil que estas zonas puedan tener éxito”, dijo.

Indicó que crear nuevas ZEE no es suficiente para recuperar el país. “Es necesario recuperar todas aquellas zonas productivas estancadas; y nosotros los empresarios estamos dispuestos a recuperarlas, siempre y cuando tengamos garantías”. 

LEE TAMBIÉN:   Cepal: exportaciones latinoamericanas crecieron 20% en 2022

Potencial de exportación venezolano

El vicepresidente de la Comisión de Finanzas y Desarrollo Económico de la AN, Orlando Camacho, explicó que las ZEE elevarán el potencial de exportación.

“En los debates sostenidos con los empresarios se ha propuesto buscar mecanismos eficientes para la reducción en los tiempos de colocación de la mercancía o rubros que van a los puertos del país para ser exportados”, comentó.

Al ser consultado sobre la diferencia de una zona franca como la de Margarita o Paraguaná, con las ZEE, detalló que las primeras simplemente gozan de un limitado beneficio tributario; bien sea para la importación de algunos rubros o para exonerar del IVA algunos productos. Pero en las ZEE lo que se busca es incrementar la producción nacional y la exportación, y no la importación.

Camacho resaltó los planteamientos recibidos en cuanto a impulsar la transformación de la materia prima de ciertos productos que tiene Venezuela en determinada región para llevarlo a la exportación.

“Venezuela debe ser punta de lanza para que haya una ZEE que permita a cualquier inversionista nacional o internacional hacer que el país sea un potencial de exportación”, insistió.

El parlamentario colocó como ejemplo el turismo en el estado Vargas; y la importancia de aprovechar esas cualidades geográficas que tiene la costa, así como los temas minerales y las capacidades de la infraestructura.

“Es positivo porque implica que puede ser una economía pujante; se pueden lograr los mejores empleos y también una fuente para captar divisas”, puntualizó.

ZEE: motor para la industrialización

Por su parte, el diputado Jesús Faría aseguró recientemente en un encuentro con empresarios que “las ZEE constituyen un gran motor para la industrialización; así como una puerta para abrir la inversión productiva”.

De igual manera, señaló que en esta reunión se canalizaron los proyectos e iniciativas para el despliegue de estos espacios territoriales.

“Estamos en consulta pública de la ley de las ZEE. Queremos escuchar a todos los sectores del país, porque esa es nuestra prioridad; que esta ley sea aprobada a través del consenso y por el bien de la nación”, sentenció.

Puntualizó que el debate ha servido para encontrar un consenso importante a nivel nacional entre diferentes actores de “nuestra economía nacional y extranjera”.

Zonas Económicas Especiales: el as bajo la manga de Venezuela para atraer inversiones

Fuente: HispanoPost

Comentarios

Comenta en Facebook