10 Tips de Seguridad Informática para tu Negocio

cyber security, internet security, computer security

Hoy todas las empresas cuentan con una gran cantidad de activos digitales muy valiosos, por ello se han incrementado los casos de delitos que buscan justamente atacar esos activos digitales. Entre dichos delitos se encuentran robo de información, hackeos, estafas, suplantación de identidad, robo de cuentas en redes sociales, etc.

Si bien existen muchas formas en que los delincuentes pueden acceder a los activos digitales de una empresa, en la mayoría de los casos se aprovechan del descuido o falta de precaución de la victima.

A continuación, te presentamos una serie de tips básicos de seguridad informática que te ayudarán a proteger tus activos digitales y evitar que los delincuentes puedan acceder fácilmente a ellos. ¡Toma nota!

Tips de Seguridad Informática para tu Negocio

Evita usar contraseñas que se puedan adivinar fácilmente con software.

Para ello, se recomienda combinar el uso de mayúsculas con minúsculas, números y símbolos no alfanuméricos. Este es un consejo de seguridad esencial para Internet que es fácil de seguir, pero que reduce considerablemente la posibilidad de sufrir ataques o delitos informáticos. También, se recomienda restringir el acceso a las contraseñas más importantes de la empresa, no está bien que cualquier persona pueda acceder a ella y manipularla.

Acostúmbrate a realizar periódicamente copias de seguridad de la información importante de tu negocio.

Esto te permite tener un respaldo en caso de accidentes, virus, robo de información o ataques cibernéticos.

Verifica siempre la identidad del remitente de los mensajes que recibes.

Es muy común que los ciberdelincuentes creen cuentas de correo o de redes sociales suplantando la identidad de otras personas u organizaciones para engañar y realizar estafas o acceder a información privada.

Lea también:   Nave espacial privada de EE.UU despega hacia la Luna

Verifica las URLs de los sitios en que vas a ingresar información de seguridad.

Antes de ingresar contraseñas o datos de tu tarjeta de crédito, cerciórate de que realmente se trata del sitio correcto. En Internet suelen abundar sitios falsos que se crean suplantando la identidad de bancos, servicios de correo o plataformas sociales. Cuando el usuario ingresa sus datos en estos sitios falsos, los delincuentes desocupan sus tarjetas o toman el control de sus cuentas.

Nunca abras enlaces en mensajes de remitentes desconocidos directamente desde tu correo o servicio de mensajería.

Los delincuentes suelen usar los enlaces para apropiarse de las cuentas de correo y redes sociales de las victimas o como mecanismo para infectar con virus sus dispositivos.

Nunca entregues información de seguridad a través de formularios en línea.

Hay personas inescrupulosas que se hacen pasar por organizaciones y crean formularios falsos en los que piden contraseñas, datos personales, información de seguridad de tarjetas de créditos y otros datos con los que pueden acceder a las cuentas de la victima. Las empresas jamás te pedirán que les envíes esa información de seguridad de esta forma.

Utiliza herramientas para protegerte de virus y ataques cibernéticos.

En el mercado existe una amplia variedad de soluciones antivirus para usuarios domésticos y para empresas que incluyen herramientas de seguridad que bloquean el acceso de virus o encriptan la información que se envía por Internet, reduciendo así considerablemente las posibilidades de riesgo.

Lea también:   Sora: la IA de OpenAI que crea videos a partir de indicaciones de texto

Mantén actualizados los dispositivos y el software de tu empresa.

Generalmente, las empresas fabricantes de dispositivos electrónicos y creadoras de software suelen incluir mejoras de seguridad en las actualizaciones que realizan, entonces se recomienda verificar que nuestros equipos están actualizados adecuadamente.

Sentido común.

Duda siempre de aquello que «sea demasiado bueno para ser cierto». Los estafadores suelen enviar a sus victimas ofertas tremendamente atractivas para quitarles su dinero u obtener acceso a sus cuentas personales. Siempre que recibas una oferta «imperdible», pregunta por los detalles, verifica la identidad de quien te la ofrece, pide documentos de confirmación, etc. Es mejor pasar por desconfiado, que llevarse la sorpresa de ser estafado o perder el acceso a nuestras cuentas.

Por último, ten en cuenta que un principio de la seguridad es anticiparse a los hechos.

No esperes a sufrir un accidente o ataque informático para tomar acción. Comienza inmediatamente a implementar las medidas necesarias para que la información de tu empresa se encuentre segura, protegida y respaldada.

FUENTE: Emprendices/Javier Díaz/Pixabay